Pago del impuesto sobre transporte terrestre necesita de velocidad

En Contramaestre, el pago del impuesto sobre el transporte terrestre y por la posesión de embarcaciones necesita de velocidad, a tenor de que el próximo 30 de septiembre expira en toda Cuba, el periodo voluntario para su liquidación dentro del ejercicio fiscal 2019.

Arelia Rodríguez Reyna, directora de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT), de Contramaestre, manifestó que suman mil 104 los contribuyentes entre personas naturales y jurídicas, devenidos en sujetos obligados al pago del referido tributo entre los meses de enero a septiembre de cada año.

Agregó Rodríguez Reyna que lo conocido popularmente como pago de la chapa carece de velocidad en su aporte en este municipio del oriente cubano, cuando solo se evidencia un cumplimiento del 26, 5 por ciento y por 63,5 por ciento en personas naturales y jurídicas, respectivamente, de un potencial de 941 y 163 contribuyentes en ese mismo orden.

En Contramaestre, las estructuras de la agricultura que corresponden a las Unidades Básicas de Producción Cooperativas, Cooperativas de Créditos y Servicios y las de Producción Agropecuarias, son las de menor respuesta ante la obligación del pago del impuesto sobre el transporte terrestre, lo que indica la carencia de responsabilidad fiscal ante un tema que afecta los ingresos al Presupuesto del Estado.

Antes de concluir el 30 de septiembre del corriente año, todos los propietarios estatales y privados con vehículos automotores o de tracción animal, así como de embarcaciones fluviales, marítimas y lacustres, inscriptos dentro del potencial como contribuyentes, tienen la obligación de liquidar el impuesto correspondiente.

Vale aclarar que aunque el vehículo o embarcación esté roto o en mal estado técnico se deberá sufragar el mencionado impuesto por la tenencia de los mismos, y de no hacerlo en el tiempo previsto se incurre en mora y la Ley Tributaria exigirá un recargo con incrementos por días de atraso que se vayan acumulando, además de otras sanciones por el incumpliendo de los deberes impositivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *