Desde el barrio se puede ahorrar

La mayor organización de masas en Cuba, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) aglutina en sus filas a jóvenes, adolescentes y adultos. Mucho pueden hacer los CDR desde el barrio para contribuir a ahorrar de energía en la actual coyuntura energética que vive el país.

Cada miembro de la organización cederista y desde la propia vivienda deben adoptarse medidas que ayuden a disminuir los picos de consumo de la demanda eléctrica. Si bien desde el sector estatal se ponen en práctica acciones para transformarlos, no debemos obviar que el sector residencial tiene la mayor incidencia en esta situación que ataña a todos.

A las seis de la tarde en la mayoría de los hogares de Contramaestre se simultanean actividades cotidianas que ponen el contador a correr hasta aproximadamente las 10 de la noche. En ese período de tiempo se triplica el costo de la producción de electricidad.

En ese momento cada miembro de los CDR puede llamar a su vecino y convocarlo a que apague una lámpara de 20 wats, con solo esa acción estaremos disminuyendo el consumo en unos 80 megawats. Si desconectamos el refrigerador 2 horas el ahorro sería mayor.

Los hogares cubanos son responsables del 60 por ciento del consumo eléctrico en el país. Cada vecino debe incorporar a su cotidianidad nuevas medidas para ahorrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *