Contramaestre necesita muchos Pachango

Alfonso Gutiérrez González “Pachango”, es uno de esos hombres de hablar torrencial, empieza y no termina nunca. Montando siempre el caballo local que no niega la raíz de donde viene, Contramaestre, municipio de oriente. Guajiro por más señas, cultor de la guaracha, es famoso entre sus coterráneos por dos números que tienen sabor a Cuba: La Motorina y La Wi-fi.

En su cabeza musical, sus pachangadas, como gustan decir sus amigos, andan proyectos, anhelos, sueños. Siempre a cuestas lleva el contingente Juan Marinello y la Sociedad Cultural José Martí, intentando salvar el río Contramaestre, proteger las cuevas de esta zona del oriente o cuidando el patrimonio intangible, como lo hizo del 10 al 14 de julio, al crear la I Jornada Entre Teclas y Armonías, dedicada a José Gutiérrez González (Cheo, Pipito), alias con los que era conocido su hermano en el mundo musical de su tiempo.

Entre Teclas y Armonías (Primera edición)

La Jornada Entre Teclas y Armonías empezó como una locura, según algunos funcionarios que no admitían una temporada de música, donde se integraran las raíces fundacionales que dieron lugar, a lo que hoy pudiera llamarse, “Cultura musical de este pueblo”.

Su primera edición corrobora que Contramaestre necesita muchos Pachango, con ganas, ideas y colaboradores inteligentes que apoyen sus proyectos, bien aterrizados y no tan idealistas como piensan sus detractores. Entre Teclas y Armonías lo confirmó.

Nunca antes en la historia de este municipio oriental, se habían unido folklor, tradición, religión, historia e identidad local, como componentes básicos del “Ser espiritual de Contramaestre”.

Propuestas Entre Teclas y Armonías

“La Ruta de los músicos” en el Cementerio de Maffo, fue otro de los grandes aciertos de Pachango. Saber nombres olvidados de esta parte de la geografía cubana, como José Gutiérrez González (Cheo Pipito), Félix Griñan Berroa, Alicio Cárdena Despaigne y Rosa Gutiérrez González, tiene un inmenso valor para la conservación de la memoria vinculada al patrimonio intangible.

La peregrinación desde el lugar donde nació Contramaestre el 5 de febrero de 1913 como asentamiento poblacional, es un hecho que también debe reconocerse.

Con beneplácito se recibió la ubicación de los conversatorios en la esquina del parque Jesús Rabí, donde todos los días se dan cita los personajes que más saben de hechos vinculados al surgimiento y evolución de Contramaestre como pueblo.

Visitar en la comunidad El Manguito a Orlando Fajardo Fornaris, uno de los fundadores de la primera Banda de Concierto, fundada el 24 de diciembre de 1952 por el maestro Miguel Milanés, arrancó lágrimas al vecindario de allí que no podía creer en un homenaje muy tardío, pero tan merecido, a un hombre que pertenece a la historia musical de este pueblo oriental.

La presentación cada noche en el parque Jesús Rabí de agrupaciones de primer nivel de Contramaestre, como “Los Astros”, “Orbita 1”, “Charanga Santiaguera”, “Taburete y Tradison”, es una de esas pachangadas que merecen ovacionarse largamente, porque posiciona en el lugar más céntrico de la ciudad lo genuinamente local.

Entre Teclas y Armonías (Convocatoria)

El domingo 14 de julio de 2019 se lanzó la convocatoria a la II Jornada Entre Teclas y Armonías. Su comité organizador acordó desarrollar este evento que privilegia la cultura e historia musical local, en el mes de julio de cada año; siempre dedicado a una figura del patrimonio intangible de Contramaestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *